NUESTRAS MÁS RECIENTES PUBLICACIONES

Razones para estudiar Teología | Agustín Alcaraz
Publicado por: | 16 octubre, 2017 |

Antes de comenzar a dar algunas razones debo responder en primer lugar a la pregunta “¿Que es la Teología?” La teología es la ciencia relacionada con el estudio de Dios y de la relación de este con el universo (A. H. Strong). Por largos siglos la teología ha sido una de las ciencias mas importantes y no estoy hablando dentro del cuadro de la religión o de la iglesia. Aun dentro de las universidades era vista como una de las ciencias principales. Hoy se desconoce todo acerca de ella y no solo eso sino que también hay un gran abandono y una considerable ignorancia acerca de ella. Conozco cristianos que asisten a iglesias desde hace años y la palabra “teología” aun les suena como si fuera alguna palabra herética o algo así ¡No se rían! Es verdad.

Entonces pensemos ¿Que razones hay para volver a dirigir nuestra mirada a la teología? ¿Que me motiva a estudiarla? Hay unas cuantas razones para considerar.

Conocer la Verdad acerca de Dios

Uno de los propósitos del estudio de la teología es permitirnos conocer mas al Dios de las Escrituras. Estudiar la Palabra siempre amplia nuestra visión acerca de la Verdad de Dios pero ¿Por que no ampliarla mas con la teología? Los grandes hombres de Dios no se conformaban con leer un simple devocional de diez minutos por la mañana mientras desayunaban. Estos hombres dedicaron horas completas, días y años enteros en dependencia del Espíritu Santo para investigar sobre alguna verdad que aun no les era clara y así de esa forma expandían sus fronteras en el conocimiento del Señor (solo piensa en el apóstol Pablo).

Siempre los grandes temas como la gracia divina, el amor de Dios, la Justificación por la fe en Cristo, etc. debemos abordarlos con la teología. Caso contrario siempre nos quedaremos con las migajas de nuestro pobre entendimiento.

Una relación solida con Dios

El estudio profundo de la Palabra de Dios debe ir en absoluta dependencia del Espíritu. La teología sin la ayuda y la intervención del Espíritu es solo leña sin encender. A lo largo de mi experiencia en el estudio he descubierto algo muy especial y es que mientras mas insistimos en conocer a Dios, mas dependemos de su Espíritu. Ademas de la Biblia, escoge distintos libros de teología que te ayuden a entender algunas doctrinas y verdades. Pero elige con mucho cuidado.

Hay tantos libros “cristianos” hoy que se necesita de un buen discernimiento para elegir lecturas sanas. Esto ayuda a que nuestra relación con el Señor sea mas nutrida.

Uno de los lemas que el estudiante de teología debe tener es “si al final de todo lo aprendido no has adquirido mas humildad y mas sencillez, entonces no aprendiste nada“. La oración constante es la que ayuda a nuestra humildad y muchas veces la teología se encarga de hacernos ver cuan diminutos somos ante Dios. Eso ayuda bastante a nuestras oraciones ya que aprendemos a hacerlo de forma mas bíblica y mas constante.

Mayor Discernimiento de las “verdades” del hoy

Estamos en un mundo en el cual muchas “verdades” se propagan. Cada religión como el budismo, hinduismo, ateísmo, gnosticismo, etc. es portadora de su propia “creencia”. Incluso desde las púlpitos de nuestras iglesias se hablan cosas que nada tienen que ver con la verdad revelada en las Escrituras. Si no adquirimos un solido conocimiento de la Verdad bíblica acerca de Dios, fácilmente seremos arrastrados por algunas de estas corrientes religiosas y engañosas. Dios es Uno y no hay nadie mas que Él (Isaias 45:22). Esta Verdad debe ser nuestro estandarte y nuestro sostén ante las demás personas. Debo decir también que una de las razones para estudiar teología es para saber de que forma voy a compartir el Evangelio. Podemos cruzarnos con personas como el etíope (Hechos 8:26-32) y si no sabemos darle una explicación correcta y precisa acerca de quien es el Cristo entonces deberemos preocuparnos seriamente y examinar nuestras vidas.

Pasión por la defensa del Evangelio

Hay tanta falta de creyentes que defiendan con fuego las verdades del Evangelio. Las personas que se levantan en contra de nuestra fe cada vez son mas necias. Recuerdo al principio de mi conversión al Señor cuando personas me debatían acerca de algunas cuestiones del Evangelio y la sensación mas horrible fue ¡no saber que decirles! No saber defender la Palabra de Dios y utilizarla con precisión llevo a mas de un creyente a frustrarse y a abandonar la fe. El apóstol Judas nos escribe de manera exhortativa que “contendamos ardientemente por la fe que una vez ha sido dada a los santos” (Judas 3). No estoy hablando de que debes irte a los golpes ni usar la violencia ¡En absoluto! Pero si debes arder por esto.

Ahora, la teología no solo enciende nuestra pasión por la defensa. También enciende nuestra pasión por la enseñanza y la explicación de la Palabra a personas no creyentes y que desean saber alguna verdad acerca de algo. Esto, en cierto modo, es una puerta abierta para hablarles del Evangelio y de la salvación en Cristo. Nunca me canso de leer Hechos 17:16-34. Los atenienses tenían muchos dioses y Pablo estaba enardecido por ello. Pero eso no lo llevo a ir rincón por rincón de la ciudad tirando las estatuas de los dioses. Al contrario, utilizó ese celo para hablarles de Cristo y les hablo con pasión.

VIDEOS RECOMENDADOS
SANIDAD DEL CORAZÓN (Salmo 147:3) | MEDITANDO EN SU PALABRA
EL TAPETITO ROJO (Reflexión 1) | REFLEXIONANDO DE CORAZÓN
Voz en el Desierto | Gaby Moreno Saldierna
¡AYÚDAME, SEÑOR! (Oración 1) | OREMOS LA BIBLIA
SÍGUENOS EN FACEBOOK
Suscríbete