NUESTRAS MÁS RECIENTES PUBLICACIONES

Dios… ¿Justo o Injusto? | Agustín Alcaraz
Publicado por: | 2 octubre, 2017 |

La realidad que vemos en el mundo día a día es lamentable y aterradora. Las noticias se han vuelto más oscuras, tristes, alarmantes, etc. Y como si fuera poco casi estamos al borde de una tercera guerra mundial. Podemos llegar a expresar en algún momento “¡Todos están perdiendo la cabeza!” Obviamente, siempre escucho la típica expresión en distintos lugares: “Si Dios es justo o bueno ¿Por qué hay tanta maldad e injusticia en la tierra? ¿Por qué Dios permite que el justo y el inocente sufra?” Estas son preguntas que siempre han sido formuladas por las personas y aun por los mismos creyentes. La Biblia tiene una respuesta y no solo eso, sino que también nos enseña que actitud debemos tener aun cuando todo el mundo se cae a nuestro alrededor.

¡Dios es Juez!

Esta es una de las características fundamentales de la persona de Dios y ¡las Escrituras afirman esta verdad! (Salmo 7:11, Isaías 33:22, Hebreos 12:23). Dios es Juez sobre todos y todas las cosas. Nada injusto escapa de Él. A veces las personas ponen en duda esto pero deben saber que Dios actúa a su tiempo aunque no lo veamos. Él nunca actúa por capricho o antojo. Él actúa siempre con Verdad y Justicia. Todo acto injusto que Dios observa tarde o temprano tendrá respuesta. Y también todo aquel que se presenta ante Dios pidiendo justicia tendrá respuesta.

Un ejemplo claro en la Biblia es cuando Abraham pidió a Dios que no destruyera a la ciudad de Sodoma y Gomorra si al menos había allí una persona justa. Debido a que no hubo ninguna persona justa en esa ciudad, el Señor la destruyó (Génesis 18:16 – 19:38).

Cuando estamos bien afirmados en esta verdad siempre veremos que Dios trata con justicia cada acción, palabra y pensamiento del hombre.

El Mundo y la Justicia de Dios

Aquí es donde generalmente ocurren los desacuerdos y los malos entendidos ¿Es la realidad del mundo una expresión de la Justicia de Dios? Absolutamente si .Y esto es así por el simple hecho de que las personas del mundo viven de espaldas a Dios y no muestran ni siquiera el menor interés en acercarse a Su Creador y mucho más aun, su Único Salvador.

Si preguntas ¿El inocente y el justo sufren? debo decirte que esa es una pregunta mal formulada. La Biblia enseña que nadie es justo ni bueno. No hay nadie que sea inocente ante Dios.

“Como está escrito: No hay justo, ni aun uno; No hay quien entienda, no hay quien busque a Dios. Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno” (Romanos 3:10-12).

El pecado y la rebeldía contra Dios han dejado como resultado un mundo sumergido en la corrupción y la injusticia en la cual todas las personas son participes. Por favor, lee los siguientes versos bíblicos: Génesis 6:5; Juan 3:19-20 y Romanos 1:18-23.

No debemos olvidarnos que la Biblia enseña que Dios juzga rectamente las obras de cada ser viviente en la tierra (Deuteronomio 32:4, Salmo 119:37, Isaías 45:21, Hechos 3:14).

El creyente y la justicia de Dios

¿Cómo debe el creyente abordar la Justicia de Dios? Creo que de tres maneras.

1) Con gozo. El Señor es Justo y eso nos da garantía segura de que nada pasa por alto delante de Su presencia. Fuimos justificados de nuestros pecados y ahora somos hecho justos gracias al sacrificio de Cristo en la cruz.

2) Con tranquilidad. Nuestra fe esta puesta en Dios y nada puede avergonzarnos (Salmo 34) ni siquiera apartarnos del amor de Dios ya que sus ojos están puestos sobre nosotros de manera muy especial (Romanos 8: 37-39).

3) En defensa. Estoy seguro que a veces en nuestra vida diaria nos cruzamos con personas que tienden a cuestionar nuestra fe y en la mayoría de los casos la Justicia de Dios es atacada. El Apóstol Pedro nos enseña a que siempre debemos estar alertas y preparados para responder con gracia y verdad aunque a veces nosotros mismos nos veamos afectados por la injusticia del hombre (1ª Pedro 3:14-16).

VIDEOS RECOMENDADOS
SANIDAD DEL CORAZÓN (Salmo 147:3) | MEDITANDO EN SU PALABRA
EL TAPETITO ROJO (Reflexión 1) | REFLEXIONANDO DE CORAZÓN
Voz en el Desierto | Gaby Moreno Saldierna
¡AYÚDAME, SEÑOR! (Oración 1) | OREMOS LA BIBLIA
SÍGUENOS EN FACEBOOK
Suscríbete