NUESTRAS MÁS RECIENTES PUBLICACIONES

‘Desechando todo pensamiento del mundo’ | ‘Deuteros D. Marckovich’
Publicado por: | 22 diciembre, 2015 |

¿Qué necesitamos para desechar todo pensamiento del mundo?

La respuesta es simple, La PALABRA DE DIOS, esto es debido a que solo por medio de la lectura, la meditación y el estudio acompañada de una vida de oración podremos desechar todo pensamiento que se ha apoderado de nosotros que proviene de la cultura de este mundo.

Romanos 12:2 dice:

“Y no os adaptéis a este mundo, sino TRANSFORMAOS mediante la renovación de vuestra mente, para que verifiquéis cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno, aceptable y perfecto.” 

El apóstol Pablo sabe que es fatal adaptarse al pensamiento mundano y que las consecuencias que trae son terribles, pero, no solamente tenemos que luchar exclusivamente con el pecado, nosotros podemos evitar a toda costa caer en pecados que podemos clasificar como pecados muy vistos como la borrachera, escándalos sexuales, la drogadicción, el maltrato familiar, Sino con una vana manera de vivir adaptada al pensamiento de este mundo y que puede ser más letal que una borrachera porque es INVISIBLE ya que muchos no nos damos cuenta de que ya estamos cautivos en las garras de este pensamiento. Lamentablemente muchos nos centramos en el hecho de que soy buena persona por mi moralidad y por mi vida cristiana mediocre, pero no echamos un vistazo a qué nos enseña la Palabra de Dios conforme a cómo debo de vivir en este mundo.

¿Por qué digo esto?

Porque hemos rebajado tanto la vida cristiana que creemos que por el ir a la iglesia de vez en cuando, de no cometer ciertos pecados vistosos, de ser bondadosos, de ser buenos trabajadores, de aportar sustento en la familia, de ser servidores en la iglesia, etc… creemos que por ello, nuestra vida cristiana está “bien” y no hay de qué más preocuparse, pero eso no es así.

Medita en lo siguiente:

1.- Ustedes que son padres cristianos, ¿de dónde toman consejo para a criar a sus hijos? ¿De La psicología, las novelas, de la comadre o el compadre, de tus amigos inconversos? o estás estudiando cuidadosamente qué es lo que enseña la PALABRA DE DIOS para el cuidado y crianza de los hijos.

2.- Tú que eres padre, jefe de familia Cristiano ¿Qué sabes acerca de lo que enseña la Biblia con respecto al papel del hombre como cabeza del hogar? Sin temor a equivocarme muchos no saben nada y guían a su familia con el machismo y una vida vana conforme al pensamiento del mundo, igual al vecino que no es cristiano: el aporta sustento, trabaja de sol a sol, llega a casa vive una rutina… difícilmente se preocupará por el crecimiento espiritual de su esposa, por el cuidado bíblico de sus hijos, mucho menos de su comunión personal con Dios.

3.- Tú Joven que estás saliendo en una relación amorosa con una chica, dime ¿Qué enseña la PALABRA DE DIOS con respecto a este tema aparte de lo que ya sabemos todos del “yugo desigual”?, lamentablemente muchos no saben ni qué dice la Palabra de Dios, viven un noviazgo igual al del mundo, ¿por qué? Porque su mente PIENSA IGUAL AL MUNDO…

Vemos estos casos, por mencionar algunos, donde enfatizamos que vivimos UN CRISTIANISMO QUE NO ES CRISTIANISMO, incluso me atrevo a comentar que existen incrédulos que viven una vida con mejor moral que lo que un creyente pueda vivir y la realidad es que en lugar de ser llamados CRISTIANOS a muchos se les debería de nombrar “Mundanos disfrazados de Cristianos” porque de Cristianos no tienen nada…

Paul Washer decía:

“Si un incrédulo quiere conocer lo que es un CRISTIANO que NO vaya a la iglesia, que vaya mejor a conocerlo en su casa…” porque en la iglesia TODOS somos santos y buenos pero el carácter del creyente se manifiesta en cómo nos relacionamos en la vida cotidiana, con nuestra familia, con las personas que convivimos y las cosas que hacemos. Un Creyente genuino se preocupa por ser TRANSFORMADO Y RENOVAR su mente como dice el apóstol y esto es mediante el consejo de Dios aplicado en TODA nuestra vida. Cito uno de mis versículos favoritos:

2 Timoteo 3:16-17 Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, equipado para toda buena obra.

Y continuando con lo que dice el apóstol: “para que verifiquéis cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno, aceptable y perfecto.”

Solo así podremos comprobar que es lo que Dios quiere para nuestra, que sin duda es que seamos transformados y renovados a la mente de Cristo; un verdadero Cristiano ama a su Señor, Anhela hacer las todas las cosas conforme a su Señor, se preocupa de agradar a su Señor y Glorificarlo con su vida entera, desde lo externo hasta los pensamientos más profundos del corazón, porque ha sido renovado a la imagen y mente de Cristo y solo así desechará todo pensamiento cautivo de este mundo.

La mejor forma de detectar que el pensamiento mundano se apoderó de nuestra vida es examinarla conforme a la luz de la escritura, reconocer que Vivimos en este mundo pero NO somos de él y si queremos perseverar en la fe Cristiana y no desviarnos de ella, tenemos que volver a Dios arrepentidos de nuestra negligencia por el haber descuidado Su bendita Palabra. Pidamos perdón y Dios en su infinita misericordia nos instruirá y nos ayudará a renovar nuestra mente y nos capacitará para toda buena obra mediante su instrucción, que es la Palabra de Dios.

¡Dios los bendiga!


Deuteros D. Marckovich” es un joven michoacano y con mucha pasión por el Evangelio y el estudio de la Biblia. Es miembro de la iglesia cristiana “Casa de Oración La Piedad” (México).

VIDEOS RECOMENDADOS
SANIDAD DEL CORAZÓN (Salmo 147:3) | MEDITANDO EN SU PALABRA
EL TAPETITO ROJO (Reflexión 1) | REFLEXIONANDO DE CORAZÓN
Voz en el Desierto | Gaby Moreno Saldierna
¡AYÚDAME, SEÑOR! (Oración 1) | OREMOS LA BIBLIA
SÍGUENOS EN FACEBOOK
Suscríbete