NUESTRAS MÁS RECIENTES PUBLICACIONES

CONSEJOS DE UN SIERVO DE DIOS | Ps. Humberto Medina
Publicado por: | 8 marzo, 2017 |

Nota del Editor: El siguiente estudio forma parte de una serie de nuestro colaborador, el Ps. Humberto Medina, que se intitula: “Combatiendo las falsas doctrinas”.

Introducción a Judas 1:1-7

En el NT menciona una lista de ocho Judas, ese nombre viene del origen de la tribu de Judah. Era un nombre muy popular porque viene de la tribu de Judah, también porque Judas fue un héroe y unos de los revolucionarios que lucho contra los griegos en el segundo siglo antes de Cristo. Ocho de los Judas mencionado en el NT, solo dos son asociados con el nombre de Santiago. Judas uno de los apóstoles y Judas el medio hermano de Jesús. Tanto Santiago como Judas fueron medio hermano de Jesús; ellos eran sus hermanos menores, después de la resurrección de Cristo, se convirtieron en sus discípulos.

Judas escribe esta carta a creyentes para advertir a los lectores acerca de la salvación, y advertirles de los falsos creyentes que estaban involucrados dentro de la iglesia local. Había falsos creyentes que negaban las Escrituras, la obra de Cristo y la divinidad de Cristo. Aunque a veces los creyentes olvidamos la importancia de la verdad, Satanás nunca olvida de hacer trampas y desviar a las iglesias de la verdad. Desde la caída en Génesis 3 se ha dedicado a usar mentiras con el propósito de desviar a la gente y enviarlos al infierno. Su presa favorita no son los inconversos Satanás ataca a la iglesia a los creyentes usando a supuestos creyentes e introduciendo medias verdades y introduciendo el falso evangelio. En Hechos 8 menciona que había un hechicero que hacia milagros y la gente decía” este es el gran poder de Dios”. Este supuesto creyente era un hechicero. Esta persona acepta a Cristo y se bautizo y seguía a Felipe porque le impresionaba como Dios obraba en Felipe. Simon ofreció dinero para que el Espíritu Santo lo use, Pedro respondió, “tú y tu dinero perezca”. Similarmente, Pablo menciono en 1 Tim. 1:20, a dos personajes a Himeneo y Alejandro quienes se opusieron al evangelio y Pablo dijo, “los he entregado a Satanás.” Debido a que el cuerpo de Cristo es atacado y con la posibilidad del desvío de la verdad. Judas nos da consejo aun a la iglesia de hoy. Tres consejos que el hermano de Jesús da a la iglesia de hoy:

I. Mantenernos Firmes en la Salvación 1-3

1) La Identidad del Autor:

Al igual que los demás escritores del Nuevo Testamento que redactaron epístolas, Judas menciona su nombre en primer lugar. Pablo, Pedro y Santiago también siguen esta costumbre. El saludo de Judas es diferente del de los apóstoles porque él no puede llamarse apóstol. Se presenta como siervo de Jesucristo. Como identificación adicional menciona que es hermano de Jacobo (también llamado Santiago), quien a su vez es identificado como “siervo de Dios y del Señor Jesucristo” En estos tiempos de apostasía los supuestos lideres se hacen llamar “profetas” “apóstoles” sin embargo los que servimos a Dios somos “siervos” de Dios. A continuación, el autor se identifica como hermano de Jacobo. Lo natural sería que uno mencionara el nombre de su padre, no el de su hermano. Pero Jacobo (también llamado Santiago) había logrado preeminencia en la iglesia de Jerusalén y había sido reconocido como escritor de una epístola. Ambos, Santiago y Judas, se presentan no como apóstoles sino como siervos de Jesucristo. Y aunque los apóstoles utilizaron el termino siervo para describir su relación con Jesús y con la iglesia, el término en sí no es equivalente a “apóstol”. De corazón humilde evitan identificarse como hermanos de Jesús pero si se identifican como “siervos”

2) El Aliento del Autor:

“A los que han sido llamados”. Judas no menciona el lugar de destino de la carta. En ella tampoco hay evidencias de que Judas tenga una función como padre espiritual de algún grupo específico de personas. De todas formas, se dirige a cristianos que necesitan consejo y aliento para oponerse a las doctrinas de falsos maestros. Judas describe primeramente los dones espirituales que los creyentes han recibido. Han sido llamados por Dios para ser su pueblo. En otras palabras, los que han sido llamados son cristianos. Han dejado el mundo del pecado y han entrado en la luz de la vida.

“Amados por Dios” La palabra “amados” es un perfecto pasivo que indica que es Dios quien nos amor y el que tomo la iniciativa y no nosotros. Dios decidió guardar a los que somos creyentes basado en su soberanía que humanamente es difícil entender. Dios en su gracia nos amor y nos rescato a través de Cristo incluso a pesar de ser rebeldes y enemigos de Dios el nos alcanzo con su gracia. Dios demostró su amor en la cruz reconciliarnos con el Padre para ser amigos de Dios y ser ahora parte de la familia en Cristo. Y en Cristo somos objetos de su amor.

“Y guardados por Jesucristo”. Estas palabras son un eco de la oración de Jesús por sus discípulos: “Cuando estaba con ellos en el mundo yo los guardaba en tu nombre; a los que me diste, yo los guardé (Jn. 17:12). Jesús protege a sus seguidores del maligno. El Padre proteje a los seguidores de Jesús de los ataques de Satanás (Jn. 17:15) y los guarda sanos y salvos para la venida de Jesucristo.

3) Las Riquezas de ka Salvación.

La salvación de Dios provee a sus hijos grandes bendiciones espirituales. Judas menciona las palabras “Misericordia y Paz” era un saludo común entre los judíos, la palabra “amor” hace recordar a los lectores la expresión mas grande de amor demostrado por Dios a través de Cristo. La misericordia tiene que ver con la gracia de Dios de regalarnos su perdón sin merecerlo, de hacernos sus hijos sin merecerlo. La misericordia de Dios puede sostenerlos en tiempos de dificultad (He. 4:16); su paz puede proveerles una dulce calma cuando la maldad abunda (Ro. 15:13; Fil. 4:7); y su amor puede proteger y asegurar a los creyentes ante el peligro.

4) A Luchar por la Verdad:

Judas había tenido originalmente la intención de escribir acerca de la gloriosa salvación que es la común posesión de todos los creyentes. Tenían que ser movidos a luchar ardientemente por la fe. Se estaban lanzando ataques contra el sagrado depósito de la verdad cristiana, y ya se habían emprendido esfuerzos para minar las grandes doctrinas fundamentales. El pueblo de Dios debía mantenerse sin componendas por la inspiración, inerrancia, autoridad y suficiencia de la Santa Palabra de Dios.

Por eso, fue directamente al punto: os exhorto a que lucheis ardientemente por la fe. Algunos impíos habían entrado encubiertamente infiltrándose entre ellos. Se habían unido a la asamblea de creyentes pretendiendo ser parte de ellas cuando en realidad eran enemigos.Las palabras de Judas fueron escritas a quienes compartían la fe y la salvación. Su escrito es una advertencia a los creyentes para cuidarse de esos apóstatas que estaban operando en las asambleas locales y que llegarían a destruir, si fuera posible, el fundamento de la fe sobre el cual se edificó la iglesia.

“La fe” que ha sido una vez dada a los santos por Dios, es el cuerpo de verdades que enseñaron los apóstoles. El término “la fe”, que también se emplea en Gálatas 1:23 y en 1 Timoteo 4:1, se refiere a las cosas que habían creído. Es la falsa enseñanza de los apóstatas contra la cual los creyentes fueron llamados a contender (epagōnizesthai, luchar con ahínco”) con toda diligencia para defender las verdades que los impíos trataban de destruir. De hecho, Judas dijo lo mismo que el autor de Hebreos: “retengamos nuestra profesión”

II. Alejarnos de los Falsos Líderes 4

Judas nos menciona ahora los motivos porque debemos mantenernos firmes y porque luchar por la fe en Cristo o por la doctrina bíblica.

1) Había Falsos Lideres Infiltrados:

Judas se pudo dar cuenta del peligro que había dentro de la iglesia y entre los creyentes. Siente la necesidad de avisar a los miembros que estén alerta y que se opongan a los hombres que se han infiltrado en la comunidad cristiana. Judas coloca la expresión ciertos individuos en contraposición al saludo queridos hermanos (v. 3) e indica que los creyentes están enfrentándose con adversarios de la fe. Así como Pablo advierte a los gálatas que deben tener cuidado con los “falsos hermanos” del mismo modo instruye Judas a sus lectores a oponerse a los “impíos”. Pedro, por su parte, dice a los lectores de su segunda epístola que estén en guardia contra los “falsos maestros” que han entrado en su comunidad y que en secreto enseñan doctrinas perniciosas. Judas no dice que los infiltrados pertenecieron al grupo d creyente, el menciona que son impíos y se infiltran en medio de los creyentes. Estos infiltrados forzaban a creer en doctrinas falsas que podrían arrastrar a los mismos creyentes.

Ilustración.

El pastor Carlos me contó que un predicador que tiene el ministerio de ofrecerse y predicar supuestamente el evangelio. Lo llamo ofreciéndose y le dijo que podría sacar los demonios de los creyentes y que el podría causar un avivamiento, que a través de el Dio se manifiesta y le puso la tarifa económica si le invitaba, además era la solución para el crecimiento de la iglesia.

El Nuevo Testamento tiene muchas advertencias dirigidas a los creyentes de que deben evitar las enseñanzas extrañas que traen los falsos maestros.

2) Señalados para Condenación:

Lo que se comunica con esta expresión es que la condenación de los apóstatas ha sido determinada muy de antemano. Si los hombres decidían apartarse y negar la Fe Cristiana, entonces su condenación es la misma que la de los israelitas incrédulos en el desierto, que la de los ángeles rebeldes, y que la de los sodomitas. No fueron predestinados a que apostatasen, pero al apostatar por su propia decisión hacen frente al castigo predeterminado para todos los apóstatas.

3) Alejarnos de las Falsas Conversiones:

Judas identifica a ellos como “impíos” que es una persona que carece de veneración y respeto hacia Dios. No toma en cuenta a Dios, alejado de Dios a pesar de creer pero sin convertirse. Estas personas resaltan la “gracia” de Dios sin conversión. La palabra gracia significa el amor perdonador de Dios por el cual el pecador recibe la libertad de servir a Dios y expresar su gratitud. Estos falsos maestros, sin embargo, les enseñaban a los creyentes a usar dicha libertad no para honrar a Dios sino para vivir sin el control de Dios y para satisfacer sus apetitos sexuales. Estas personas pervierten las enseñanzas de la Palabra de Dios entregándose a una vida de inmundicia sexual. La expresión licencia para el libertinaje es una expresión que Pedro emplea para describir la vergonzosa conducta homosexual de los sodomitas.

4) Niegan el Señorío de Cristo.

“Son impíos que … niegan a Jesucristo, nuestro único Soberano y Señor”. Esta es la segunda característica de los herejes. Judas sólo describe su conducta; no da información acerca de la forma en que éstos niegan a Jesús. El griego indica que estos hombres impíos están renunciando constantemente la autoridad divina de Jesucristo, que tiene la más absoluta soberanía sobre todo aspecto de la vida. En estos tiempos Satanás ha levantado falsos ministros, personas elocuentes y carismáticos, que entretienen predicando pero en sus mensajes motivadores como tu eres lo máximo, tu puedes hacer de todo pero no predican que debemos rendirnos a Cristo y que el anhela gobernar nuestra vida.

III. Recordar el Juicio Contra los Enemigos de Dios 5-7

Judas ahora hace recordar a los creyentes de juicio de Dios a aquellas personas que se rebelaron contra Dios y que usaron la gracia de Dios para vivir una vida libertina y especialmente oponerse al evangelio e infiltrar doctrinas falsas entre los creyentes. Judas nos da tres ejemplos de la historia.

1) La Historia de Israel:

El primer ejemplo proviene de la historia de Israel, cuando “el Señor sacó a su pueblo de la esclavitud de Egipto”. Dios consideraba a Israel como su pueblo especial. Mediante muchos milagros sacó a esta nación de Egipto y libró a su pueblo de la esclavitud. [El Señor] luego destruyó a los que no creyeron”. Judas quiere que todos sus lectores recuerden que todas las personas mayores de veinte años que no creyeron, murieron en el desierto. Según Números 1:45–46, la suma total de todos los hombres mayores de veinte años era 603.550. Si agregamos a esta cifra un número igual de mujeres, entonces el total de los que murieron en el desierto en rumbo a Canaán llega a 1.207.100 personas. Y si dividimos ese total por el número de días del viaje de 38 años hacia Canaán después de que Dios pronunciara la pena de muerte, llegamos a la suma sobrecogedora de casi 90 muertes por día (véase Dt. 2:14–15). Esta nación, tan altamente privilegiada, fue testigo de muchos milagros asombrosos que lograron su liberación de la esclavitud. Sin embargo, aun así, esta gente se rehusó a confiar en el liderazgo visible de Dios. Y por rechazar la dirección que Dios les ofrecía, sufrieron la ira de Dios. Esa ira se manifestó en castigos muy severos: muchos israelitas perecieron en el desierto y fueron abandonados por Dios. ¡Qué tremenda advertencia acerca del peligro de tomar a la ligera el castigo de Dios!.

2) La Historia de los Ángeles:

Aunque Judas no específica quienes eran estos ángeles pero si se nota que su audiencia sabia la historia de los ángeles apostatas. Estos ángeles residían en el esplendor celestial, pero a causa de su rebelión, Dios los mandó a vivir en las tinieblas. Debido a su pecado, ya no podían mantener sus dominios ni esferas de influencia y por eso abandonaron su propio hogar. Hubo un tiempo en que ejercieron autoridad, pero ahora son prisioneros encadenados a la espera del día del juicio. Judas no aporta detalles acerca de la ubicación de la jurisdicción o morada de estos ángeles. Sólo se interesa en el tema de que Dios castiga a quienes se niegan a obedecerle. Los tiene guardados con cadenas eternas bajo oscuridad para el juicio del gran Día”. Aquí encontramos uno de los contrastes descriptivos de Judas: “los ángeles … no mantuvieron su posición de autoridad”, sino que Dios “los tiene bajo oscuridad”. No debemos pensar que este texto indica que todos los ángeles caídos están encerrados en un lugar determinado. Si ese fuera el caso, la tierra no estaría plagada de demonios. La imagen que Judas quiere comunicar es que los ángeles rebeldes están viviendo en oscuridad espiritual y están encadenados a su sentencia de juicio divino de la cual nunca podrán escapar.

3) La Historia de Sodoma y Gomorra:

El tercer ejemplo de rebelión es el más vívido, ya que tanto en el Antiguo Testamento como en el Nuevo las ciudades de Sodoma y Gomorra se destacan como símbolos de la inmoralidad y son conocidas también por su destrucción por fuego y azufre. De un modo semejante … [estos] pueblos se entregaron a la inmoralidad sexual y a la perversión” Judas observa que los habitantes de Sodoma y Gomorra “sirven como ejemplo de los que sufren el castigo del fuego eterno” La evidencia del juicio de Dios sobre las ciudades de la llanura ha estado a la vista desde el día en que el fuego y el azufre destruyeron dicha zona. “Sodoma nunca vuelve a figurar en la Biblia como ciudad con vida, sino que la memoria de su pecado y consecuente destrucción fue mantenida viva por Moisés, los profetas, Jesús y los escritores del N[uevo] T[estamento], Sodoma y Gomorra se han convertido en sinónimos y ejemplos de la ira de Dios sobre el pecado. A estos libertinos se les presentan las ciudades de Sodoma y Gomorra como ejemplo en su sufrimiento del castigo del fuego eterno. Esta última expresión fuego eterno no puede significar que el fuego que destruyó a aquellas malvadas ciudades es eterno, sino que en lo exhaustivo y vasto de su poder consumidor es una imagen del castigo eterno que caerá sobre los rebeldes.

Conclusión.

  • Solo un verdadero creyente puede mantenerse “firme” la firmeza es obra de Dios, que sostiene a sus hijos a través de su presencia y su palabra. Además el verdadero creyente tiene a Cristo como su Señor, que gobierna sus vidas.
  • Judas nos advierte que debemos tener cuidado de dejarnos influenciar por los falsos ministros; Jesús los llama “cizaña” estos están reservados para el juicio de Dios. Ademas, en nuestros días encontramos a varios de estos falsos convertidos, ven a la iglesia como un negocio, niegan el evangelio y lo reemplazan por motivaciones y hacer sentir bien a la gente.
  • Dios nos muestra a través de la historia, su juicio y su castigo, algo que pasara con los falsos creyentes, y los que niegan rendirse a Él. La historia de Israel, los ángeles, y las naciones paganas que rechazaron sus advertencias.
VIDEOS RECOMENDADOS
SANIDAD DEL CORAZÓN (Salmo 147:3) | MEDITANDO EN SU PALABRA
EL TAPETITO ROJO (Reflexión 1) | REFLEXIONANDO DE CORAZÓN
Voz en el Desierto | Gaby Moreno Saldierna
¡AYÚDAME, SEÑOR! (Oración 1) | OREMOS LA BIBLIA
SÍGUENOS EN FACEBOOK
Suscríbete