NUESTRAS MÁS RECIENTES PUBLICACIONES

5 maneras de lastimar a tu pastor que quizá no sabías | Ps. Walter Jolón
Publicado por: | 18 octubre, 2017 |

Nota del Editor: La siguiente publicación es del Hno. Walter Jolón, fundador del  Ministerio Evangelio Verdadero y Pastor de Enseñanza y Predicación en la Iglesia Casa de Gracia.

Muchos miembros de iglesias podrían estar causando mucho daño y lastimando el corazón de su pastor. Inconscientemente podrían estar actuando de maneras desconsideradas donde no han percibido el alcance de sus acciones en la vida del hombre terrenal que vela por sus almas.

Como pastor que soy en una iglesia local debo estar preparado para enfrentar muchas dificultades que son parte del ministerio, aunque lo sé, a veces suceden cosas que me han tomado por sorpresa y debo guardar mi corazón, pero a veces las flechas han traspasado mi piel y penetrado mi corazón, cuando esto ha sucedido la gracia misericordiosa de Dios ha estado allí y ha puesto ungüento en mis heridas y aliviado mi dolor silencioso, heridas que han sanado a través del tiempo, a veces de forma instantánea, otras veces la sanidad ha tardado un poco más.

A continuación, listo cinco maneras en las que podrías estar lastimando el corazón de tu pastor, sé que hay más pero no me quiero extender mucho:

1) Cuando eres inconstante en tu iglesia local. Tu pastor quiere que madures y crezcas en conocimiento del Hijo de Dios, que seas perfeccionado a través del estudio y la predicación de las Escrituras, es por eso que si eres inconstante puedes estar lastimándolo porque él sabe muy bien que alguien inconstante es alguien que seguramente será engañado y sufrirá a través de hombres que emplean artimañas confundiendo a las personas con falsas enseñanzas (Ef. 4.13-14).

2) Cuando no atiendes el llamado para involucrarte en el discipulado. Tu pastor quiere que te unas a él y a otros hermanos para juntos ser seguidores de Jesús. Cuando no te involucras en el discipulado podrías estar causando dolor en el corazón de tu pastor porque aquella persona que no quiere seguir a Jesús es aquella que no ha tenido un encuentro de arrepentimiento genuino con Él, prácticamente pones en duda tu salvación, eso preocuparía a cualquier pastor que ama a su congregación.

3) Cuando no te involucras con tus hermanos y haces comunidad con ellos. No hay tal cosa como un cristiano ermitaño, ser cristiano significa amar a Cristo y amar Su Iglesia por quien dio su propia vida, y si amas Su Iglesia querrás pasar tiempo con tus hermanos, cuando no lo haces y te resistes a eso, prácticamente estás comunicando a tu pastor que prefieres la soledad, que prefieres pasar tiempo en otras cosas antes que estar con tu familia espiritual, si tu pastor te ama como un padre ama a un hijo, sentirá un vacío en su corazón al ver tu ausencia en cada actividad de la iglesia local.

4) Cuando sufres al no saber cómo enfrentar las dificultades y las tentaciones al no aplicar las enseñanzas que has escuchado de tu pastor. Tu pastor ha invertido mucho tiempo para preparar los estudios bíblicos, el discipulado, los sermones del domingo para tu edificación y madurez, pero si no aplicas lo que escuchas podría lastimar el corazón de tu pastor porque harás notar que no te ha interesado ni has considerado su trabajo que es arduo y laborioso, aunque peor que esto es que sufrirás debido a que no estarás equipado para enfrentar la tentación y las pruebas.

5) Cuando no te comprometes y sirves a tu iglesia local. El servicio y el compromiso con la iglesia surge de un buen entendimiento de la membrecía bíblica, pero también es un resultado del trabajo de la gracia de Dios en los corazones de los creyentes. Falta de compromiso y de servicio puede significar falta de comprensión del evangelio, tu pastor no espera que sirvas por obligación, pero cuando no ve que te comprometes con la iglesia y sirves podría entristecer su corazón debido a que estarías transmitiendo que no has comprendido el llamado que Jesús hizo de servir y amar a los demás.

Un verdadero pastor llega a amar mucho a las ovejas que el Buen Pastor le ha encomendado en sus manos. El pastor ha de velar por el bienestar del remanente del que es responsable y ha de dar cuentas el día que esté cara a cara ante Dios. No le hagas más difícil la vida a tu pastor de lo que ya es el ministerio per se. El autor de Hebreos dice al respecto:

Hebreos 13:17  “Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta; para que lo hagan con alegría, y no quejándose, porque esto no os es provechoso” (RVR60)

La obediencia y la sujeción son voluntarias, no es aquella sujeción ciega y enfermiza ante un pastor autoritario, es una obediencia con contentamiento que emana de un corazón agradecido con Jesús el Buen Pastor por el pastor que le ha dado al creyente para el cuidado de su alma y de su vida.


Fuente electrónica: Publicado originalmente en el Blog de Evangelio Verdadero.

VIDEOS RECOMENDADOS
SANIDAD DEL CORAZÓN (Salmo 147:3) | MEDITANDO EN SU PALABRA
EL TAPETITO ROJO (Reflexión 1) | REFLEXIONANDO DE CORAZÓN
Voz en el Desierto | Gaby Moreno Saldierna
¡AYÚDAME, SEÑOR! (Oración 1) | OREMOS LA BIBLIA
SÍGUENOS EN FACEBOOK
Suscríbete